RECONOCIMIENTO A MOISÉS SIGNORELLI GUERRA

1.- Condolencias y solidaridad para la familia de un radical revolucionario permanente y sin renuncios.
2.- Bien se sabe y nadie ignora, que el medio político duro, exigente, áspero y de pasiones inevitables, no es siempre, el más adecuado par permitir la formación de un recuerdo humano, que conserve los perfiles depurados que relieve la gratitud que suscitó , la admiración que supo despertar y el reconocimiento que alcanzó a crear,Moisés Signorelli Guerra, al que adeudamos tal recuerdo.
3.- Tuvo por la amistad, la más alta y profunda de las estimaciones.. Fue atrayendo hasta los años finales de su vida, el caudal de afectos que había sabido acompañar desde su combativa juventud sureña.
4.- Fue un disciplinado militante de ese ariete creado llamado JRR. Contribuyó en muchas oportunidades a mantener el equilibrio en nuestras huestes, como asimismo, impulsar en las coyunturas decisivas, las posiciones revolucionarias necesarias,que estratégicamente requería el Partido Radical,para recuperar su posición de avanzada, que se había perdido.
5.- No verá el italiano radical, una fecha más de aniversario del gobierno popular en septiembre del 2020, al cual contribuyó en forma leal, desinteresada y consecuente, como lo hicimos todos sus militantes jóvenes de la época.
6.- Hoy, en momentos que la patria está en el ojo del huracán de la crisis, en momentos que algunos de los nuestros desconocen y renuncian a lo que hicimos en la década de los años setenta siendo gobierno, figuras como la de Signorelli, se alzan para recordar, que los renuncios y afanes cívicos que supo afrontar nunca se alejaron de su espíritu, siguen presente.
Moisés, entregó lecciones de hombría política y sin vacilaciones hasta la hora misma del viaje supremo.
Caracas, 10 julio 2020

Miguel León Prado
Abogado,
Universidad de Chile (1972). Actual profesor investigador en la Universidad Central de Venezuela.

JORGE TAPIA VALDES. LA PRESENCIA DE LO AUSENTE

1.-No es fácil despedir a un hombre cuya calidad y valores humanos, son difíciles de olvidar. Fuimos colegas de profesión, en la academia y correligionarios en la vida política.
Fue la universidad y el Partido Radical, el lazo permanente que nos unió por más de medio siglo.
2.- En nuestro permanente accionar por la vida, me forme la conciencia, de lo importante de la convicción doctrinaria y filosófica, de la consecuencia inalterable en sus principios ideológicos, en su humanismo laico, en su racionalismo científico en permanente evolución. Fue para nosotros, en nuestra formación, un faro importante que nos guió en el camino político, docente y profesional.
3.- En su trasuntar político, constituyo, junto a la juventud radical revolucionaria, de los años sesenta del siglo pasado, una columna firme e indestructible, un ariete en la conquista de valores de transformación social,, que más tarde conformó el gobierno del Presidente Salvador Allende, del cual fue un integrante destacado, leal y consecuente, hasta el final, solo interrumpido, por el abyecto golpe militar de 1973, que deparo prisión tortura y más tarde exilio a muchos de sus componentes.
4.- El profesor Jorge Tapia Valdés, quizás sea el único político y jurista que conoció en detalle el funcionamiento del poder legislativo, como funcionario del mismo, desde sus inicios como abogado y profesor universitario en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, hasta llegar a ocupar cargos ministeriales bajo el gobierno popular.
5.- Jorge Tapia Valdés, fue un hombre, como el que describe, Primo Levi, en su libro ´´esto es un hombre´´: íntegro, sencillo, humano, servicial, humilde, firme, flexible y cariñoso. Trataba a todos por igual. Su sonrisa rompía los hielos más duros Dotado de un natural instinto, resolvía difíciles conflictos políticos con una sencillez pasmosa Nunca le interesó el poder, pero cuando lo detentó, lo hizo con maestría. Su principal característica como jefe, fue la conformación de equipos de trabajo con proyectos autónomos, que estimulaba permanentemente. Le gustaba delegar, y apoyar firmemente a sus integrantes sin distingo de ninguna naturaleza.
Para él, lo principal siempre fueron las personas. Se preocupaba y esmeraba por inventar en muchas ocasiones, encuentros sociales, en las que se generaban fuertes lazos de amistad y compromiso con el proyecto común.
6.- Ahora, sólo deseo expresar en nombre de todos quienes lo conocimos: gracias hermano, profesor y correligionario, Jorge Tapia Valdés, por tu amistad, por tu cariñosa compañía, por ayudarnos a ser mejores personas, por tu fe, por dejarnos un recuerdo tan limpio, por tu sonrisa amplia y transparente, por tu risa fácil e inteligente, por tus libros, por tus clases, por tus grupos de estudio y trabajo, por creer en el derecho y la política como disciplina de lo humano.

Miguel León Prado
Abogado,
Universidad de Chile (1972). Actual profesor investigador en la Universidad Central de Venezuela.

Un día histórico

La ley para el límite a la reelección era algo aceptado transversalmente, y siendo una ley escrita por la izquierda solo quiero celebrar su promulgación; pero también acusar el aprovechamiento del presidente al darse su palmadita en la espalda por promulgarla. En fin nada nuevo, pero lentamente tenemos un Chile más democrático.

Felipe Carvajal Brown Marcó
Pre-Candidato a Concejal por Chillán

Don Eduardo Frei Montalva y la pequeña minería

Carta enviada originalmente a la Casa Museo Frei en Marzo del 2019.

Mi dios me a dado una larga memoria, y creo que debe usarse positivamente. No se debe vivir en el pasado, pero algunas cosas si deben rescatarse. Lo primero que voy a decir parece irrelevante pero se necesita colocar en contexto, espero que no se considere político, ni religioso, soy descendiente de una antigua familia de la pequeña minería en Copiapó, por el lado de mi padre don Joaquín Marcó Figueroa. Nosotros íbamos a una Caldera de antaño sin luz ni agua, y Bahía Inglesa sin ninguna casa. Conocí a don Eduardo Frei Montalva al ir a veranear a Caldera, me quedaba donde mi tio Juan Marcó Figueroa, quien hizo una gran amistad con el, puesto que mi tío era defensor de la pequeña minería. En ese tiempo no se requería residencia en la zona a los senadores pero don Eduardo Frei Montalva era una persona presente, con las condiciones de viaje acorde a la época. Le quiero decir a la Sra Carmen Frei… su padre pasaba por la casa de mi tío Juan Marcó en Colipi con Rodríguez, porque al final del día cumplidas sus visitas varias con la gente de la zona, era una de las pocas casas que contaba con un teléfono. Yo muy impresionada de conocer un senador, confieso que algo escuchaba, primero el hablaba con su esposa y luego hablaba con cada uno de ustedes, usted debió ser muy pequeña incluyendo a don Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Cuando el salió presidente, mi tío y don Frei Montalva hicieron un pacto no escrito, mi tío no iba a solicitar ningún puesto en el gobierno, iba a seguir impulsando la pequeña minería y don Eduardo Frei Montalva, a pesar de como se avinieron, pidió disculpas por cortar la amistad. No se si este acto humano le alivie, pero espero que sirva como otro recuerdo mas de la nobleza de su padre.

Alicia Marcó Haugerud
PhD en Bioquímica
University of Oregon, Medical School

Recolectores de colores

En las entrañas del mercado central de Chillán trabaja como una hormiga obrera el pintor Víctor Sepúlveda. El ha tenido varios trabajos, pero su corazón goza y trabaja para la pintura en todas sus variantes.

Hace un tiempo creó una galería de arte que está ubicada en el corazón del mercado techado en Chillán y el teje y maneje de esta se volvió su trabajo a tiempo completo.

Esta galería ha cosechado felicitaciones por doquier.

Para tal efecto va moviendo los hilos de la vida con movimientos precisos, haciendo malabares dignos de admiración. Su ánimo ameno bajo cada circunstancia es una de sus mejores herramientas cuando contacta a aquellos que están al otro lado del mundo esperando noticias suyas.

El seguir sus sueños es su más grande desafío. Su actual proyecto lo mantiene ocupado aún en tiempos donde el covid arrebata ciertos placeres.

Uno de ellos es el placer visual: el arte plástico deja de tener la fuerza con la que empezaba a mostrarse. Esta que iba creciendo, en el último tiempo y que habíamos aunado todos juntos lo que estamos en las filas de este guerrero plástico. Eso antes del covid.

Un hombre político, con opinión, que viene de abajo y cuya mirada se ubica en lo más alto, solo hay que conversar con él sobre sus proyectos para comenzar a flotar dentro de un mundo sin límites.

Su existencia aporta una densa gota de esperanza a mis fluidos pensamientos. Una gota brillante que tiene su sello, el de Víctor. 

Seguir la pasión cobra significado en mi corazón cuando pienso el surco que ha ido forjando Víctor con su galería de arte. A pesar del distanciamiento social, se que su computadora esta prendida y que eso significa que habrá arte en mi pantalla si dejo que se prenda la luz que nos ilumina a aquellos que sentimos en el arte una pasión. 

Laura Palma
Escritora