Don Eduardo Frei Montalva y la pequeña minería

Carta enviada originalmente a la Casa Museo Frei en Marzo del 2019.

Mi dios me a dado una larga memoria, y creo que debe usarse positivamente. No se debe vivir en el pasado, pero algunas cosas si deben rescatarse. Lo primero que voy a decir parece irrelevante pero se necesita colocar en contexto, espero que no se considere político, ni religioso, soy descendiente de una antigua familia de la pequeña minería en Copiapó, por el lado de mi padre don Joaquín Marcó Figueroa. Nosotros íbamos a una Caldera de antaño sin luz ni agua, y Bahía Inglesa sin ninguna casa. Conocí a don Eduardo Frei Montalva al ir a veranear a Caldera, me quedaba donde mi tio Juan Marcó Figueroa, quien hizo una gran amistad con el, puesto que mi tío era defensor de la pequeña minería. En ese tiempo no se requería residencia en la zona a los senadores pero don Eduardo Frei Montalva era una persona presente, con las condiciones de viaje acorde a la época. Le quiero decir a la Sra Carmen Frei… su padre pasaba por la casa de mi tío Juan Marcó en Colipi con Rodríguez, porque al final del día cumplidas sus visitas varias con la gente de la zona, era una de las pocas casas que contaba con un teléfono. Yo muy impresionada de conocer un senador, confieso que algo escuchaba, primero el hablaba con su esposa y luego hablaba con cada uno de ustedes, usted debió ser muy pequeña incluyendo a don Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Cuando el salió presidente, mi tío y don Frei Montalva hicieron un pacto no escrito, mi tío no iba a solicitar ningún puesto en el gobierno, iba a seguir impulsando la pequeña minería y don Eduardo Frei Montalva, a pesar de como se avinieron, pidió disculpas por cortar la amistad. No se si este acto humano le alivie, pero espero que sirva como otro recuerdo mas de la nobleza de su padre.

Alicia Marcó Haugerud
PhD en Bioquímica
University of Oregon, Medical School